Algunos tratamientos para eliminar la grasa localizada

Una de las formas más efectivas de eliminar la grasa localizada es a partir del tratamiento estético de criolipolisis, cuyo desarrollo nació en Estados Unidos. Básicamente trata de hacer uso de frió (crió) para lograr destruir los adipositos o aquellas células grasas llamadas lipolisis.

Para lograr la eliminación de la acumulación de adiposas bien sea en pequeños o medianos tamaños, se podrá emplear este método sin cirugías. Esto se podrá realizar de forma ambulatoria sin anestesia, esto porque no causa ningún tipo de dolor. No se trata de un tratamiento contra la obesidad, sino para personas que tienen grasas, pero con un peso regular.

Los resultados de este tratamiento se obtienen entre los 15 y 35 días a partir del inicio del mismo. Lo regular es asistir a 2 o 3 sesiones a partir de un intervalo de 45 días entre una y otra sesión. Durante este tiempo de “reposo” nuestro cuerpo irá poco a poco eliminando las grasas a partir de nuestro propio metabolismo.

Este tratamiento se realiza a través de una máquina que emplea una baja temperatura (entre -5° a -10°). Esta baja temperatura cristalizada es la encargada de destruir las adiposidades, pero protegiendo la piel con una crema especial y una membrana anticongelante.